sábado, 31 de octubre de 2015

Donó la Shell un Proyector a la AVP De Ciudad Bolívar

Ciudad Bolívar, 17.03.67
(Especial)
La compañía Shell de Venezue­la donó anoche un proyector cine­matográfico a la Asociación Vene­zolana de Periodistas, Seccional Bolívar, y el mismo fue estrenado con el o documental "Llano Adentro'', filmado cerca del Cajón del Arauca.
A nombre de la importante em­presa petrolera venezolana, hizo la donación el periodista Jesús Gómez López, Jefe de Prensa de la Shell, quien vino acompañado de Luis Vergel, de la Unidad Legal.
La ceremonia de entrega estuvo bastante concurrida y animada por la intervención musical del cantante de renombre internacio­nal, Carlos Jervis, quien ha ofreci­do algunas jornadas de su arte para incrementar los fondos avepistas con el fin especifico de amueblar la Casa del Periodista.

Nota aparte.  Cuando fue Secretario General de la AVP no sólo conseguí ese proyector sino también unos 2 mil libros para la biblioteca, donados por la Orinoco Mining, Rafael Pineda y el doctor Juvenal Montes.  Todos desaparecieron como desapareció igualmente otro proyector que conseguí para la Casa de la Cultura, donado por el Dr. J M Siso Martínez.

viernes, 30 de octubre de 2015

LA MOP-4 Primera Avioneta Que Aterriza en Anacoco


Ciudad Bolívar, 15.03.67
La MOP-4 es la primera avio­neta en aterrizar en la Isla de Anacoco. Iba pilotada por el Capitán Oscar Matute, quien hizo un aterrizaje perfecto, po­niendo a prueba en su etapa fi­nal de construcción la pista proyectada por el Gobierno
Esta pista de unos ochocien­tos metros de longitud, cons­truida en el corazón de la Isla y entre poderosos y gigantescos árboles selváticos, facilitará la comunicación con ese puesto de frontera que no ha mucho pro­dujo una seria controversia en­tre Venezuela y la Guyana.

jueves, 29 de octubre de 2015

Sobre una Colina Será Erigida Casa de la Cultura de Ciudad Bolívar


Ciudad Bolívar, 11.03,67 (Especial).
Sobre una dominante mole pétrea de 75 metros de altura, actualmente invadida por ran­cherías que están siendo expro­piadas y demolidas, se cons­truirá un conjunto arquitec­tónico de tres edificios destina­dos a la Biblioteca "Rómulo Gallegos'', a la Escuela de Mú­sica y a la Casa de la Cultura en esta ciudad.
Esta mole pétrea con hermo­sa vista hacia el Orinoco, deno­minada "El Zanjón", pero que- constituye parte de la Colina donde propiamente se encuen­tra el área más vieja de la ciudad, fue inspeccionada por el Gobernador Pedro Battistini Castro junto con periodistas, Presidentes de la Legislatura, y Concejo Municipal y el Di­rector de Urbanismo.
Conversando sobre el proyec­to. el doctor Battistini refirió que fue imposible comenzar es­ta obra el año pasado por las dificultades de la expropiación y debido a que la mayoría de las construcciones precarias no son habitadas por sus dueños sino por inquilinos a quienes hay que buscarles una nueva ubicación.
El Parque será construido por el MOP, pero el Ejecutivo se ha hecho cargo de las expropia­ciones, que se calculan en 400 mil bolívares. Las demolicio­nes ya han comenzado.
A esta importante obra, in­dicó el Gobernador, se van a agregar el Edificio Rental y el Balneario en la isla El Degra­do, cuya construcción inmedia­ta ha sido proyectada por Funda-Bolívar, organismo esta­tal creado para el desarrollo del Turismo y de la Vivienda. El Edificio Rental por un va­lor superior a los tres millones de bolívares, servirá para agru­par a los Tribunales, correos, telégrafo y otras dependencias oficiales que se encuentran es­parcidas por todo el perímetro de la ciudad.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Confirmada Existencia de Titanio en Guayana



Ciudad bolívar, 10.03.67 (Especial)
El Ministerio de Minas e Hidrocarburos, ha confirmado la presencia de Titanio y otro elementos como el niobio, tán­talo, manganeso, hierro, va­nadio y silicio, en un cua­drilátero de más de 10.000 kilómetros en-, la región Aro­Caura-Cuchivero, parte Nor­occidental de este Estado. De todos estos hallazgos, las ma­yores concentraciones son de titanio niobio y tántalo.
La Carta Semanal, en una sección sobre el análisis de rutilos nióbicos que el Centro de Evaluaciones de ese Minis­terio está haciendo, con la colaboración del Instituto Ve­nezolano de Investigaciones Científicas, recalca la extra­ordinaria importancia y el valor económico que representan para la Nación estos minerales, los cuales, por su alto conte­nido de titanio (se han deter­minado-. concentraciones de 90 a 96 por ciento de Ti02, se emplean en la industria side­rúrgica para la fabricación de "acero titanio", lo cual aumen­ta la resistencia transversal y la elasticidad del acero.
En la industria de pinturas, el óxido de titanio puede, per­fectamente, desplazar a los de zinc y plomo, ya que tiene una opacidad y blancura tres veces mayor. Igualmente es utiliza­do en la fabricación de electro­dos para soldadura.


martes, 27 de octubre de 2015

Capturado el Comandante Montenegro


Anoche temprano, la Policia Municipal capturó en una calle de esta ciudad. a José G. Somo­za, conocido dentro de la causa extremista como "Comandante" Montenegro.
La información recogida hoy en la Policía, indica que el "Coman­dante" Montenegro era solicitado 
junto con Parminio Villarroel (a) "Comandante" Juan Carpio, Fruc­tuoso Vivas   y Dafne Guerrero de Vivas, acusados de actos terroris­tas.

Somoza, miembro del MIR, es­taba sindicado aquí desde el año 65, de haber asaltado una pareja de enamorados en la Avenida La Paragua y de haber despojado de su fusil FN-30, a un Guardia destacado en el Mercado  Periférico
 de esta ciudad. A raíz del secuestro de un avión de Avensa desviado a Trinidad, Somoza fue detenido, juzgado y absuelto por un Tribunal de Guerra.

La misma fuente que informó sobre la captura anoche del "Co­mandante" Montenegro, dijo que se tiene conocimiento de que exis­te una célula de guerrilleros en esta ciudad y que ha ingresado un grupo con instrucciones de proceder a actos de sabotaje y liquidación de personas.





lunes, 26 de octubre de 2015

Un Hombre tiene 80 Gatos Que no Dejan Dormir Al Vecindario



Ciudad Bolívar, 20.03.67 (Especial).
Un hombre carnicero de Maripa tiene entre sus gustos, el de coleccionar gatos de toda maña y tamaño y no tiene preferencia por alguno en especial. A todos los llama ''Pan­cho'', sea hembra o sea macho, negro, rubio, blanco o mixto, y cuando grita con manos en la boca a "lo Tarzán": "Pan­choo! Panchoo!, toda la gatería se reúne en el corral a re­cibir su ración diaria de pellejo. Hasta ahora cuenta ochenta gatos en su patio, sin incluir los que ha regalado con "dolor de su alma".
La ascendiente de la manada tiene catorce años y está embarazada y feliz de su numerosa prole. Orgulloso también de tantos felinos se manifiesta Juan Herrera —así se llama el carnicero e intermediario en el comercio de ganado en pie ante las personas que de dentro o de fuera lo visitan. Pero últimamente se ha visto en aprieto porque el vecin­dario ha comenzado a quejarse de que ya no aguanta más los gruñidos y llantos a la Luna por las noches de los gatos, aunque bien —se ha dicho—que a muchos de ellos les gusta estar más en el monte que en el pueblo.
—Eso sí —dice un viajero llamado Pepe Yánez que acaba de realizar una gira de turista por allá—, en Maripa no hay ratas ni ratones y las lagartijas viven espantadas.
Comenta con buen humor, que trabajo y calentura pasó últimamente una comisión del MAC y la Sanidad que se desplazó al lugar a vacunar a los gatos contra el mal de rabia, pues los animales debido a la vida que llevan y al medio rural donde viven, se han vuelto montaraces y, por lo tanto, difíciles de atrapar. El día de la vacunación, Juan Herrera gastó más pellejo que de costumbre y se volvió una furia cuando la dicha comisión le propuso exterminar la cuarta parte de los gatos.


domingo, 25 de octubre de 2015

Inauguración del Paseo Orinoco

CIUDAD BOLÍVAR, 07.01.67  (Especial).
El Paseo Falcón, también Paseo de la Alameda, o simplemente Paseo Orinoco, quedó  totalmente restaurado en sus 1.500 metros e inaugurado  oficialmente por el Presidente de la República, doctor Raúl Leoni. Doña Menca, su esposa,  inauguró una muestra retrospectiva
de la pintura venezolana en el Morichal de San Isidro
Asimismo, fue puesta en servicio la carretera a Ciudad Piar, obra nacional ejecutada por el MOP.
El Paseo en su antigua es­tructura y tal como lo concibieron distintas administraciones, desde Juan Bautista Dalla Costa hasta las de la época de la Rehabilita­ción Nacional, ha sido modificado por el Gobierno actual en conso­nancia con las líneas arquitectó­nicas modernas y elevando más la vista del paisaje y de esta parte donde se estrecha más el río.
En el acto de la inauguración hizo acto de presencia casi toda la ciudadanía y el Presidente Leoni estuvo acompañado de su señora esposa, del Ministro de Obras Pú­blicas, Leopoldo Sucre Figarella, del Gobernador del Estado, doctor Pedro Battistini y de otras distin­guidas personalidades. El Presi­dente Leoni cortó la cinta simbó­lica de la inauguración cerca del cine-teatro América y desde allí reco­rrió el Paseo seguido de la multi­tud, hasta la tribuna ubicada fren­te al Mirador Angostura. Desde aquí el Presidente, demás persona­lidades de su gobierno e invitados, oyeron una Misa oficiada por el Arzobispo Crisanto Mata Cova, en la que contribuyó un grupo de indios Pemón de la Gran Sa­bana. Los indios cantaron breve­mente una parte de la misa y fi­nalmente uno de ellos leyó un mensaje en su lengua que luego fue traducido, saludando a nombre de todos los indios de Guayana al Presidentes de la República.
El Paseo Orinoco construido a través del MOP y con la cual se mejora extraordinariamente el urbanismo de la capital guayanesa  costó cerca de cuatro millones de bolívares y consta de ocho seccio­nes, dos vías de circulación con una isla como de mil metros sem­brada de árboles corpulentos y una acera con pasarela, jardines, bus­tos y puestos de descanso al lado de la muralla que contiene en cre­ciente las aguas del río. La Ave­nida está provista con faroles -- imitación de los que existieron en época pasada, luces de mer­curio en toda su longitud y en lo
que respecta a su pavimento, lleva una capa base de macadam hi­dráulico y una carpeta de concreto asfáltico de 10 centímetros de es­pesor. Prevé estacionamiento so­lamente del lado del comercio y cerca del Mirador Angustura.
Este hermoso paseo, donde todo el mundo se solaza ad­mirando el paisaje del Puente y viendo correr el Orinoco, figuraba en el plano de la ciudad en 1817 como una calle y fue convertido en Paseo a medida que se amura­llaba el río para defender la ciu­dad de las crecientes. Comienza desde el Puerto de la Aduana has­ta el Puerto de Blohm.
El General Arístides Tellería, quien gobernó este Estado entre 1909 y 1911, levantó la parte del malecón comprendida entre la es­quina de la calle Constitución y el sitio del desaparecido Mercado Público. El Paseo adquirió forma de tal y fue pavimentado durante las administraciones del General Marcelino Torres y el General Vicencio Pérez Soto. El General Sil-verlo González, Presidente del Es­tado para el trieno 1924 y 1927 construyó la avenida que estre­chaba el antiguo Paseo con la ca­lle Orinoco y la denominó Avenida Gómez. Más al oriente de este Pa­seo, dispuso que se construyera una Plaza Pública con el nombre de Juan C. Gómez. Esta plaza no se realizó..

INAUGURACIÓN RETROSPECTIVA
DE LA PINTURA VENEZOLANA
La inauguración del Paseo Falcón empezó a las 9:15 del sábado y terminó a las 11:00. A esa hora el Presidente, su esposa y comitiva, se trasladaron a la Casa del Morichal de San Isidro donde residió el Libertador Simón Bolívar. Aquí la Primera Dama inauguró la Exposición Retrospectiva de la Pintura Venezolana constante en obras que abarcan desde Juan Lovera hasta los recientes cultivadores del arte cinético, como el  guayanés Jesús Soto, hoy en París.
Los pintores representados en esta colectiva son: Juan Lavera, Armando Barrios, Federico Brand, Manuel Cabré, Carlos Cruz Diez, Fabiani, Luis Guevara Moreno, Francisco Hung, Angel Hurtado, Luis Alfredo López Méndez,  Manaure, Arturo Michelena, Rafael Monasterios, Héctor Poleo, Armando Reverán, Cristóbal Rojas, To var y Tovar, Tito Salas y Jesús Soto. La Exposición durará diez días.


CARRETERA HASTA CIUDAD
PIAR Y CASAS DE LA
SABANITA
Una nueva carretera asfaltada que acorta la distancia entre esta ciudad y Ciudad Piar, fue construida por el Gobierno Nacional  e inaugurada hoy en la mañana por el Presidente de la República. La carretera tiene una longitud de 91,9 kilómetros y un ancho de expansión de 9 metros, forma parte del conjunto de obras viales que actualmente se adelantan en el Estado. Igualmente el Presidente inauguró 200 casas en el Barrio La Sabanita que fueron construida por la Fundación de la ViviendaGuayanesa.
El Presidente Leoni asistió final mente a un almuerzo ofrecido por la Gran Feria del Orinoco.

sábado, 24 de octubre de 2015

Carnavales de 1967 en Ciudad Bolívar

Nancy Fernández, Reina del Carnaval    


Ciudad Bolívar, 30. (Especial). Nancy Fernández Gener, una muchacha de la Plaza Miran­da, que canta y estudia, fue electa ayer Reina de los Car­navales de Ciudad Bolívar. Su contendora más fuerte fue Ma­ruja Escalona, representante de la Urbanización Vista Her­mosa. Maruja perdió por un voto que le sacó la diecisiete­añera Nancy Fernández. La elección se efectuó en la Casa
Periodista por un Jurado de siete personas y ante un público numeroso que aplau­dió y bailó con Guaudalito y sus merengueros quisqueyanos".
(Foto Bayola).


REPUBLICA DE VENEZUELA ESTADO BOLIVAR
SECRETARIA GENERAL DE GOBIERNO
Nº 2.—     Ciudad Bolívar, '25 de enero de 1967. 1579

RESUELTO:
Por disposición del Ciudadano Gobernador del Estado y de conformidad con el contenido del Artículo 2 del Decreto N9 17 dictado con fecha 20 de los corrientes, se designan pa­ra constituir la Junta Directiva y Comité Organizador del Carnaval, a los siguientes ciudadanos:
JUNTA DIRECTIVA:
Dr. César Bello D'Escriván Presidente
José Alberto D'Anello         Vice-Presidente
Dr. César Pérez Rossi,        Tesorero
David Natera Febres    Secretario
COMITE ORGANIZADOR :
Angel Malpíca
Dr. Orlando Botello
Héctor Arreaza 
Ing. Mario Palazzi
Dr. Ramón Castro    Mata Luisa Natera
Aziz Rassi    
Tibaire Alvarez
Enio Echeverría
José Antonio Nicolás
José Joaquín Granati
Américo Fernández
Dr. José Rafael Granati Carlos Pedroza
Dr. José Rafael Granati
Juan Genatios Antonio López Escalona
Los nombramientos en referencia son con carácter adhonorem.
r
Comuníquese y publíquese.
Por el Ejecutivo del Estado
El Secretario General de Gobierno,
(L. S.) DR. JUSTINIANO MARTINEZ REPUBLICA DE VENEZUELA — ESTADO BOLIVAR
PREFECTURA DEL DISTRITO HERES
CIUDAD BOLIVAR
HECTOR ARREAZA F.,
Prefecto del Distrito Heres, del Estado Bolívar en uso de sus atribuciones legales dicta la siguiente
RESOLUCION N9 2
Art. 19—En vista de haber sido decretado por la Go­bernación de esta Entidad Federal la celebración del carna­val en todo el territorio del Estado, esta Prefectura hace saber a los habitantes de su jurisdicción, que está terminan­temente prohibido:
EL JUEGO DE CARNAVAL CON AGUA.
El uso de disfraces, prendas o atributos de carácter militar o religioso, tales como uniformes, hábitos, así como el empleo de insignias o distintivos cuyo uso esté sujeto a Leyes especiales.
El uso de máscaras o antifaces en la vía pública, los que sólo podrán usarse en Clubes privados.
El uso de toda sustancia nociva que pueda dañar a personas.
Disparar cohetes y petardos cuya explosión pueda causar alarma o perjuicio a la ciudadanía.
Art. 29      A partir del día 5 hasta el siete del corriente
sólo podrá jugarse con papelillos, serpentinas, caramelos, absteniéndose especialmente durante el juego de emplear materias perjudiciales a la vista.
Art. 39--Los Establecimientos que alquilen disfraces de­berán solicitar previamente un permiso y someterse a las medidas de inspección diaria por parte de la Unidad Sani­taria de Ciudad Bolívar.
Art. 4º—Las personas que infrinjan las disposiciones anotadas anteriormente serán castigadas de acuerdo a la gravedad de la falta.


jueves, 22 de octubre de 2015

Rockola Recibió una Patada Por Disco de José Feliciano

Ciudad Bolívar, 22.01.67 (Especial)
Un fotógrafo causó daños de consideración a una rockola cuando oyó "Amor  Gitano" de José Feliciano.
El Comandante de la Policía, Cruz Salazar, informó hoy que Hugo Rodríguez, de 46 años, fo­tógrafo, maracucho y residencia­do en esta ciudad entró anoche al Bar "Arauca" y lanzó punta­piés contra una rockola causán­dole daños que su dueña, Juana Caña, estima en más de mil bo­lívares.
En la sinfonola se oía en el momento la grabación "Amor Gi­tano", interpretada por el can­tante ciego José Feliciano.
"Cariño!, que no me gustan los ciegos cantaores", habría dicho durante la arremetida, el fotó­grafo Hugo Rodríguez, quien, se­gún el Comandante, estaba "pa­sado de palos".
Rodríguez, después de su furia contra la rockola, fue
trasladado al hospital, pues se ha­bía causado heridas para once puntos de sutura. Posteriormen­te lo llevaron a "dormir la mo­na" a la policía y hoy, ya en sus cabales, explicó al Comandante que "son, cosas de palos".

EN BOLÍVAR LOS DUEÑOS De Perros Pagarán Impuestos

Ciudad Bolívar, 22. 01.67 (Especial).
Los amos de perros de esta ciudad pagarían un, impuesto municipal de cinco bolívares todos años, de prosperar la idea sugerida por la Unidad Sanitaria de empadronar estos animales me­diante el requisito previo de la vacunación.
El asunto ya ha sido planteado al presidente municipal, Angel C. Malpica, quien lo acogió favora­blemente. La matriculación de los perros y otros animales sensibles a la hidrofobia permitiría a la Unidad Sanitaria ejercer un con­trol estricto en su labor de va­cunación contra el mal de rabia que ahora mantiene a esta ciudad en estado de alerta.
El doctor Fernando Huncal, mé­dico jefe de la Unidad Sanitaria, al comentar la idea hoy con el periodista, dijo que el empadro­namiento de perros reportaría al Concejo 50.000 bolívares todos los años y contribuiría notablemente a detener los focos de epizootia de mal de rabia canina que aflo­ran periódicamente.
Sobre el número de personas mordidas hasta ahora por perros rabiosos, dijo que éste ha subido a 153 y han sido eliminados casi mil animales en el curso de cin­co días. Sesenta perros se en­cuentran actualmente en observa­ción y el peligro de la epizootia no será eliminado sino hasta el mes de marzo.
El doctor Huncal hizo la ad­vertencia de que las personas mor­didas por perros pueden reclamar indemnización por el daño que sufrirían y que en ese sentido la Uni­dad Sanitaria respalda mediante certificación a la persona perjudicada.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Una Mujer Preside el Colegio De Abogados del Edo. Bolívar


Ciudad Bolívar, 18.01.67 (Especial.)
Por primera vez —y tenía que ser en plena era democrática, cuando los derechos de la mu­jer se han equiparado a los del hombre— una mujer entra a presidir el Colegio de Aboga­dos de este Estado. Se trata de la doctora Nelly Márquez de Afanador, destacada dentro de  la Judicatura Regional como Juez de Segunda Instancia en lo Pe­nal.
La magistrada encabezaba la Plancha N° 1 que fue consigna­da en la Comisión Electoral y a la cual se opuso la Nº 2, en­cabezada por el doctor Ricardo D'Marco.
En el escrutinio de las elec­ciones efectuadas durante el día de ayer, la Plancha Uno sacó 41 votos contra la N° 2 que ob­tuvo 30 votos. De todas mane­ras, la Junta Administradora del Colegio quedó integrada, de acuerdo al cociente electoral, con miembros de ambas planchas con­currentes, del siguiente modo: Presidente, doctora Nelly Már­quez de Afanador; Vicepresiden­te, doctor Juan Eduardo Car­pio; Secretario, doctor Francis­co Wendehake; Tesorero, doctor Ramón Antonio Zambrano y Bi­bliotecario, doctor Carlos Elías Rendón.
Igualmente, el Tribunal Disci­plinario quedó integrado por los doctores Pastor 0llarves, Domin­go Álvarez Rodríguez, José Luis Machado Luengo, César Bello Da­lla Costa y Carlos Eduardo Ox­ford Arias, como principales y los doctores Manuel Antonio Cár­denas, Josefina de Aveledo, Car­los Luis Gil y José Miguel Ca­rranza, como suplentes.
En la sesión de escrutinio y proclamación, los abogados acor­daron bautizar su Biblioteca con el nombre de "Doctor Reinal­do Sánchez Gutiérrez", abogado prominente de esta ciudad, re­cientemente desaparecido.

martes, 20 de octubre de 2015

El Niño De 8 Años Que Atravesó El Orinoco


Ciudad Bolívar, 17/01/1967. (Especial).
El niño Gustavo Suikowsky, de 8 años, aprieta fuertemente el trofeo que le
fue adjudicado, luego de atravesar el río Orinoco. Gustavo se lanzó al río desde el Puente Angostura y nadó seis kilómetros a favor de la corriente hasta el Mirador de esta ciudad, donde fue colmado de abrazos y besos por una numerosa multitud. La hazaña llevada a cabo por este menor no tiene precedente en esta ciudad.
(Cobertura de A. Fernández Foto Cornpiani).

lunes, 19 de octubre de 2015

100 años de Miseria Pesan Sobre Barrio "El Pueblito"


Ciudad Bolívar, 28/11/1967(Especial)
Cien años  pesan sobre el
arrabal “El Pueblito”, remanente de lo que fue el popular barrio “Perro Seco” o El Poder, hoy Guzmán Blanco, de esta ciudad.
Perro Seco, al igual que el Retumbo, El Temblador, La Sapoara, data desde los tiempos del viejo Juan Bautista Dalla Costa (1820). De simple arrabal pasó a ser con el tiempo, núcleo integrado a la zona urbana de la  ciudad. Pero El Pueblito, en la parte occidental, es como el hijo bastardo de Perro Seco, que no ha podido ser absorbido por la es­tructura urbanística y se ha que­dado a la orilla del río, entre bre­ñas, peñascales y charcas de aguas negras.
Alrededor de cien habitantes, entre adultos y niños, vegetan allí, acurrucados en humildes chozas de cartón, palma, zinc y bahare­que, con la sola protección de una Cruz de hierro levantada sobre una piedra gigante a la orilla del río.
El general Pérez Soto, go­bernador del Estado entre 1921 y 1924, reclutaba jóvenes para sa­lir a combatir focos de guerrillas antigomecistas. Tres hermanos caen reclutados al paso de la soldadesca por El Pueblito, y sus moradores, con­movidos, y orando por su salvación, levantaron una Cruz de fle­je sobre la piedra que era venerada todas las noches.  Hasta su regreso-  Es la famosa "Cruz del Perdón", donde cada año ce­lebran ritos especiales.
Pero este símbolo de redención sólo llega hasta el espíritu ator­mentado de aquella gente desam­parada. Nada ni nadie los ayuda en el milagro de poder vivir como humanos.
Hemos conversado con algunos lugareños y preguntándoles por qué prefieren este sitio para vivir. La respuesta es práctica. En este medio sórdido, se está más cerca de la ciudad y de las fuentes circunstanciales de trabajo, por lo que sus hijos tienen menos posi­bilidades de pasar hambre. En otros lugares menos insalubres, desde el punto de vista ambiental, la subsistencia es más costosa.
En este lugar que la ciudad es­trecha contra el Orinoco, des­aguan cloacas; los vecinos perezo­sos que no gustan de llegarse has­ta el río, arrojan la basura en el propio caserío; los cerdos de todas las inmediaciones se llegan por allí a hociquear entre la inmundi­cia y luego se restriegan plácida­mente en las charcas formadas por las lluvias de invierno; las mos­cas y alimañas de todas clases pro­liferan por millones. Tal ambien­te sórdido sirve de marco depri­mente a las chozas fabricadas con múltiples desechos, donde los ni­ños duermen prácticamente en el suelo y donde los alimentos se cuecen en una olla montada sobre tres piedras.
¿Qué es posible hacer por estos humildes pobladores? Es la pregun­ta constante de la gente que incidentalmente pasa por este lugar.
El Pueblito no es un arrabal de ahora. Sobre sus chozas improvi­sadas ha pasado más de una cen­turia. Esto lo deducimos de su gente en la que hay ancianos que nacieron allí y cuentan hasta 80 años.  ¡Algo inexplicable! 

(Al Barrio “El Pueblito” después de tanto batallar se lo tragó el Río con la  gran inundación de 1976)


domingo, 18 de octubre de 2015

Una sola hembra entre 1.100 varones


Ciudad Bolívar, 26/10/1967 (Especial).
Una joven morena empeñada
en estudiar electricidad está
 revolucionando el ambiente varonil de la Escuela Técnica In­dustrial de Ciudad Bolívar. Se llama Marvelia Guarisma Guzmán, una mujer de 17 años, que dice sentirse bien entre tantos hombres, unos 1.100, pi­chones como ella y que estudian diferentes especialidades en la Escuela Técnica Industrial de Ciudad Bolívar.
La expresión de "sentirme bien", sugiere la pregunta de cómo, a la inversa, reaccionaría un hombre estudiando entre un número similar de mujeres. Pe­ro alguien responde que "sería fatal". La respuesta intempes­tiva fue de un estudiante que lleva un brillo de malicia en los ojos.
Cuando esta mañana visitamos la Escuela, Marvelia, menuda y sonriente, nos pareció una isla en medio de aquel mar de es­tudiantes con bragas azules en los talleres del ciclo básico. Aquella única mujer manipu­lando una herramienta parecía de veras una diminuta isla que estaba allí, serena, entre un caudal de brazos.
Hablamos con Marvelia y nos contó que desde pequeña la in­quietaban los relámpagos que partían la noche y se filtraban por las claraboyas y las hendi­duras de los muros de su casa. un día encontró en la revista "Tricolor" la explicación de es­te fenómeno por el que expe­rimentaba cierta mezcla de con­fusión, de curiosidad y de mie­do. Leyó cómo se manifiesta la electricidad, cómo a través de los años el hombre ha sabido aprovecharla, cómo el átomo revoluciona el mundo de nues­tros días. Leyó sobre Tales de Mileto, primer observador de los fenómenos eléctricos, y sobre Luis Galvani, primero entre los estudiosos de la corriente eléc­trica. Cuenta Marvelia, con gra­cia y timidez, cómo estas pri­meras lecturas sobre el fenómeno le fueron alimentado el pro­pósito de seguir la carrera, pero  con tan mala suerte, que luego de aprobar el sexto grado en 1964, no fue posible ser aceptada en la ETI.
Pero es que existe alguna ley que impida a una muchacha estudiar una carrera técnica como electricidad  en nuestro país? No, no existe. El actual Director de la Escuela Técnica Industrial, profesor Pedro Pablo Torrealba, con apenas 20 días en el cargo, dis­cutió la cuestión con los profe­sores y sacó en claro que en la Técnica de Caracas estudian más de 90 mujeres. Entonces no veía por qué Marvelia no .pudiera cumplir sus deseos.
Efectivamente, Marvelia se ha inscrito y comenzado sus estu­dios, pero el Director ha tenido que disponer de erogaciones ex­tras para el acondicionamiento de un sanitario y un casillero adaptados a los requerimientos femenino. Asimismo el Direc­tor ha dispuesto un ciclo de charlas para orientar el comportamiento de los varones.
La joven estudiante manifes­tó que empieza a sentirse como en casa propia, pero no desco­noce que los primeros días son difíciles. Todos se agrupan, to­dos se asoman, algunos silban, reaccionan como quien ve algo raro, pero ciertamente dice Marvelia: "Sólo soy una mujer que se siente con iguales dere­chos y con capacidad suficiente para abarcar lo que hasta hace poco nos parecía vedado".
—Estoy más que convencida —expresó-- que nací no sólo para cumplir la maternidad y otros oficios caseros, sino que también, y aunque a muchos les parezca extravagante, puedo llegar a ser ni más ni menos que una electricista.
Marvelia también está con­vencida sin duda de que ten­drá, como cualquier alumno re­gular de la ETI, que pasar por los talleres de ajuste, plomería, mecánica, carpintería y electri­cidad, en definitiva. Ya ha co­menzado su primer trabajo, el de poner a escuadra y a fuerza de lima un achatado trozo de hierro, posiblemente traído de la Siderúrgica. Es un trabajo fastidioso y terco, nada fácil, por lo visto. Hay en este taller alumnos que pasan los seis me­ses batallando con la lima para lograr sobre el metal Un plano simétrico y sin luz bajo la es­cuadra.
Las manos de Marvelia, aho­ra delicadas, pronto sentirán la aspereza del trabajo combinado con el estudio y su voluntad se irá modelando firme como la de un hombre. Inquietud hay en estos días en la ETI. 

sábado, 17 de octubre de 2015

Paralizadas actividades portuarias en Ciudad Bolívar

· Ya no llegan barcos de ultramar y los costaneros llegan uno cada tres meses. 
• 104 padres de familia quedarían sin empleo al cerrarse la Aduana 
*La Cámara de Comercio señala indiferencia de sectores ofíciales

Ciudad Bolívar, 9/9/67
(Especial).
Las actividades portuarias en esta ciudad se hallan paralizadas desde hace más de veinte meses.
Hace más de veinte meses que a este muelle no atracan barcos de ultramar. Una que otra vez, recala algún barco costanero que viene a consolar la tristeza del puerto uno cada tres meses.
Los barcos de la Compañía Anónima Venezolana de Nave­gación fueron los primeros en abandonar este puerto y final­mente los de la Real Holandesa de Vapores, dando lugar a que el comercio de la región, inclu­yendo la Zona del Hierro, ten­ga que ordenar sus importa­ciones de mercancías por Guan­ta y Puerto Cabello, ya que los muelles existentes en Puerto Or­daz y San Félix son muelles privados, a los cuales no tie­nen acceso los empresarios in­dependientes.
El volumen de carga insufi­ciente y las señales de navega­ción son factores negativos ale­gados por las empresas navie­ras en su decisión de no tocar más o con la misma frecuencia de antes, en el puerto de esta capital.
Realmente sólo hay señales de navegación desde la milla cero por el canal dragado hasta Matanzas. Del Puerto de Matan­zas hasta Ciudad Bolívar no existen boyas y balizas que per­mitan la navegación nocturna y esta circunstancia, según argu­mentan las empresas navieras, es negativa a sus intereses.
Aducen que el volumen de carga de importación se ha ve­nido reduciendo paulatinamen­te y presumen que sea por la negligencia de las autoridades.
El movimiento, el ajetreo y la bulla del caletero hace meses que emigraron de la Aduana de Ciudad Bolívar.
El doctor Ramón Castro, con­cejal y Presidente de la Cámara de Comercio, precisó en declaraciones suministradas ayer tarde al corresponsal, que el organismo está "en capacidad de demostrar a las compañías con cifras y  con hechos ciertos que hay suficiente volumen de importación en la zona.
Señaló que la paralización de las actividades portuarias causa perjuicios al comercio importador porque este tiene ahora que recurrir a otros medios menos directos y onerosos.  También sufre la economía social de la capital guayanesa ya que si no llegan barcos tendrán que cerrar el muelle y la Aduana quedando desempleados 104 padres de familia que de una for­ma u otra devengan el sustento de las actividades portuarias y entrarla en una etapa de liquidación lo concerniente al turismo.  Hace más de año y medio que no llegan a este puerto, sino barcos costaneros que vienen recogiendo la carga que va quedando para esta plaza en los puertos del Caribe.
La Cámara de Comercio, en diferentes oportunidades y esto  lo recalca ahora su Presidente doctor Ramón Castro, ha venido señalando la indiferencia de los sectores oficiales ante este problema. "La paralización de la actividad portuaria es un duro golpe para la economía de la capital guayanesa porque agra­va la situación en que la ha ve­nido postrando la Corporación de Guayana".
Para el Presidente de la Cámara de Comercio, la CVG es una entelequia que no se ocupa sino de un desarrollo macroeconómico de la zona del Caroni".
No obstante, la Cáma­ra de Comercio de esta ciudad se queja de que la paralización de las actividades portuarias no tiene razón de ser, al menos, en cuanto se refiere al volumen de la carga de importación.

viernes, 16 de octubre de 2015

Ciudad Bolívar Necesita Estímulos Para Salvar su Caótica Situación de Cultura


Un poeta, un pintor y un catedrático de la Universidad de Oriente opinan

Ciudad Bolívar, 22/07/1967 (Especial, Américo Fernández).
La presencia del pintor Jesús Soto en esta ciudad durante diez días, fue algo así como un sacu­dimiento, un "levántate y anda", un despertar de las personas que aquí pueden aportar sus cono­cimientos, experiencias y una la­bor positiva en el cultivo y pro­yección de las ciencias, las letras y las bellas artes; pero que por circunstancias no aclaradas del todo, permanecían aisladas o co­mo amodorradas en una especie de negligencia. Ahora esa gente se aglutina y con una gran dosis de entusiasmo se apresta a pro­yectar ideas y planes en pro de una cultura regional.
Poetas, escritores, pintores, ci­neastas, escultores, músicos, ce­ramistas, actores de teatro y pe­riodistas se agrupan para llevar adelante la idea de una Casa de la Cultura que despierte inquie­tudes e irradie las manifestaciones de todos sus valores integran­tes.
En reuniones, tertulias, convites, los comentarios huelgan sobre si es Ciudad Bolívar acaso una ciudad mediocremente culta o en decadencia. Muchos se ma­nifiestan inconformes con la ex­presión "mediocremente culta"; otros, sin embargo, la aceptan y analizando causas procesa, en­tre otras, el retroceso sufrido por la ciudad en 1904 cuando fue cerrada su Universidad para ser reabierta sesenta años después y la emigración de sus valores artísticos, científicos y literarios por carencia en la tierra de un ambiente propicio para sus rea­lizaciones.
El mismo don Natalio Valeri Agostini, personaje de notable ascendencia, decía el otro día en una entrevista que le hiciera este corresponsal, que Guayana necesita de una actividad cultu­ral más dinámica y menos atada al materialismo excesivo. Ponía en evidencia la destrucción pro­gresiva de los valores morales y espirituales de la región.
Atendiendo a esta preocupa­ción y con la intención de preci­sar la verdadera situación cul­tural de Ciudad Bolívar y reco­ger impresiones y recomendacio­nes necesarias en pro del bienestar cultural, he­mos abierto una encuesta en esta capital guayanesa que comienza hoy con las respuestas a tres preguntas formuladas a una poe­ta, un pintor y un catedrático de la Universidad de Oriente.

MERCEDES QUIROGA
—¿Es cierto que Ciudad Bolí­var es una ciudad mediocremente culta?
La poeta Mercedes Quiroga, ca­tedrática en la especialidad de entomología de la UDO opina que "en todo caso, Ciudad Bolí­var no padece de mediocridad cultural en un índice superior a cualquier otra región del país en el momento actual, con la dife­rencia de que esta tierra tuvo una trayectoria cultural y que muchos de sus hijos han con­tribuido al enriquecimiento de las artes y las ciencias naciona­les y universales.
—¿Qué ve usted en eso que mucha gente de aquí llama "bajo nivel cultural de la ciudad"?'
—Lo que vemos es el resultado de una mala educación que se fue orientando hacia las cosas más fáciles y por supuesto más comerciales. Un pueblo al que no se le brinde la oportunidad de encontrarse con los verdade­ros valores espirituales, no se le puede llamar "mediocremente culto".
—¿Qué debemos hacer para lograr una cultura acorde con nuestro medio?
—La tarea de dar cultura a un medio no es tan sencillo ni puede concebirse en un plan lineal. Sin embargo, en todo lugar existe una cultura  autóctona que se debe estudiar y cultivar. Par­tiendo de este punto los mismos artistas pueden promover en el pueblo sus propias inquietudes que poco a poco van despertando en la comunidad la conciencia de sus valores y su significación en el universo.

EL PINTOR RAFAEL MANZANEDA
Por su parte, el joven pintor guayanés Rafael Manzaneda, cuya actividad pictórica ha transcurrido plenamente en Caracas, pero que ahora se ha venido a vivir aquí, observa con sentimiento, según sus propias palabras, que la sociedad bolivarense   que aún teniendo una tradición cultural, está por debajo  del término medio. "El 95 por cien­to de los ha itantes —afirma—vive en la e superficialidad de la ignorancia y no en la profun­didad del conocimiento".
—La ignorancia de los valores culturales trae como consecuencia lógica, la apatía hacia los pro­blemas culturales. Las épocas son diferentes. Las manifestaciones de hoy no son las mismas de ayer. Está demostrado por nece­sidad de vigencia que los valores de ayer son caducos y que los de hoy son vigentes; pues bien, la gente se niega rotundamente a la aceptación de estos nuevos valores por un motivo de inercia en el cultivo de la mente. Esto se debe a que las motivaciones que reciben son pobremente so­ciales y políticas.

Dr. ELIAS INATTY
El doctor Elías Inatty, catedrático en la especialidad de Pediatría, en la UDO.
Le preguntamos "qué debemos ha­cer para lograr una cultura acor­de con nuestro tiempo?"
El doc­tor Elías Inatty —hombre muy preocupado por la cultura local y quien estuvo aquí todo el tiem­po al lado del pintor Soto—, la considera importante y digna de reflexión.
—En ello estamos precisamente empeñados, tanto en nuestra Universidad de Oriente en el cul­tivo de las Ciencias con enfoque humanístico y a través de su De­legación de Extensión Cultural, como fuera de la propia Univer­sidad en este movimiento pro Casa de la Cultura. En esta Ca­sa se estimulará, orientará, ca­nalizará inquietudes, asesorará a mucha gente que ya se nos ha acercado y que viene trabajando en silencio.
Sin embargo, agrega el doctor Inatty para finalizar, la misión de lograr una cultura acorde con nuestro tiempo no debe ser solamente del grupo empeñado en la Casa de la. Cultura y de quie­nes laboramos en la Universidad, sino de todos los guayaneses don­de quiera que se encuentren ubi­cados. Es del esfuerzo de todos, del aporte que se les solicite, del trabajo mancomunado como he­mos de lograr ese objetivo deseable por nosotros.
La conducta se traduce en una ac­titud de pedimento de prestigio social y político aún sin poseer la suficiente cultura político-so­cial. La cultura de los conoci­mientos necesarios para las posi­tivas realizaciones humanas. De aquí la importancia de una cul­tura que sobrepase los conoci­mientos comunes de la gente. Otro motivo principalísimo es que los Gobernadores se ocupan de la cultura de una manera muy canalla como para salvar las apariencias de una disfrazada actividad cultural. Se han olvi­dado de que para comprenderlo, el pueblo debe tener una sufi­ciente cultura para un positivo discernimiento político.
-Para subsanar la situación caótica que se nos presenta en el aspecto cultural de nuestra ciudad, debemos dar los suficien­tes estímulos para que se des­pliegue una posible motivación cultural. Direccionalmente desa­rrollar hacia el pueblo una ac­tividad y una dinámica cultural, dar a conocer a Ciudad Bolívar las más modernas manifestacio­nes, literatura, artes plásticas y música y luego de conocerlas, presentarle el problema de la re­flexión de esas manifestaciones. Para lograr esto existen impe­riosas necesidades, una Casa de la Cultura que sea el centro de las actividades, un taller libre de artes plásticas, no académico por los momentos y darle una mejor organización técnica a la Escuela de Música. Después de esto, traer de Caracas buenos profesores con suficiente autoridad y conoci­mientos en artes plásticas, mú­sica y teatro. Subsanando tales problemas podremos convertir a Ciudad Bolívar en la capital de la cultura guayanesa.

jueves, 15 de octubre de 2015

Reina del Dalla Costa pide un Auditorio para su Escuela



No la convence la poesía hermética ni el arte demasiado abstracto, tampoco las minifaldas ni las novelas de Corín Tellado.

Ciudad Bolívar, 15/07)1967 (Especial Américo Fernández).
Ciertamente que una mucha­cha que piensa así, debe ser una muchacha sería que nada tiene que ver con la moda ye-yé, con el pavismo ni con los rubios me­lenudos, y eso nos dio a entender que es Luz del Valle Larré Gon­zález, ayer tarde durante una visita que en compañía de otras alumnas y del Profesor Fuenmayor hiciera a esta correspon­salía."Un poder divino para acabar con la miseria en el mundo", nos decía sin intención publicitaria sino más bien como reflexio­nando ante un comentario. Y para Luz del Valle, la miseria no es solamente el hambre que acosa a los pueblos de bajos re­cursos y sobrepoblados, sino tam­bién "la intranquilidad y la an­gustia de la guerra fría y ca­liente", el colonialismo y el des­dén con que tratan a los pueblos pequeños las naciones poderosas: "Yo con un poder divino acaba­ría de una vez con todo eso", proclama la estudiante del Dalla Costa con los ojos iluminados.
Casi me caigo para atrás cuan­do pensaba preguntarle  cosas cursis de esas que se acostum­bran con las Reinas de todos los días. Y si es así, esta guasipa­tense, de 17 años, es una Reina distinta. Lástima que sólo sea Reina por una "Semana". la "Semana Dalla Costa", ínstitui­da para ser Celebrada anualmen­te con motivo de la instalación —hace 16 años—del Instituto de Comercio Dalla Costa, donde los estudiantes se convierten en Técnicos Mercantiles después de una dura jornada de cinco años.
Luz del Valle, apenas estudia el segundo año y es la mejor de su curso, la simpatía de que goza. entre 600 alumnos que estudian en el Dalla Costa, la hicieron merecedora del cetro para co­mandar la Semana del 22 al 27. "Será una semana -ideal con to­da clase de actos", afirma la Reina.
Confiesa con orgullo que es la cuarta de 14 hijos —10 hembras y 4 varones— que tienen los es­posos Larré González. Escaso tiempo hace que cambiaron a Guasipati por Ciudad Bolívar para que la numerosa prole pu­diese estudiar en un campo más abierto a las distintas vocacio­nes. Si todos los de la prole son como Luz del Valle, es induda­ble que los esposos Larré Gon­zález estarán muy orgullosos.
Refiere la Reina sin que se lo preguntemos, que nació ca­sualmente a plena luz del día y bajo el signo astrológico que favorecieron a Bernard Shaw, Ri­cardo Straus, Walt Whitman, Dante, Balzae y John Kennedy que por su modestia le es impo­sible pensar siquiera que- llega­rá a aproximarse a esos persona­jes, pero que los admira y estudia con dedicación. Por aho­ra, la Reina del Dalla Costa no quiere nada con el amor porque según ella: "Hay tantas penas en el amor como conchas en la playa". No la convence la poesía cerrada y hermética, ni el "arte demasiado abstracto", tampoco las mini-faldas ni las novelas de Corin Tellado. Prefiere la gim­nasia, los viajes largos, las no­velas profundamente humanas y sociales... Y para despedirse quiere y así lo solicita a nombre del profesorado y estudiantado, que el MOP regale, al Instituto, en el día de su cumpleaños, la construcción de un Auditorio, pues si bien lo que se estudia allí es "algo árido", no por ello el estudiantado dallacosteño está alejado de la realidad cultural y de las manifestaciones estéticas.

miércoles, 14 de octubre de 2015

De Intérprete del Duce A Vendedor de Baratijas


* Lleva 15 años en Venezuela y 2 meses en Ciudad Bolívar
* Sueña con que un industrial fascista le pague el retorno a Italia.
Ciudad Bolívar, 14/07/1967 (Especial, Américo Fernández)
"Soy un hombre que padece las miserias del exilio; pero he de volver a Italia cuando algún industrial fascista se decida a ayudarme; mientras tanto vivo de las baratijas, duermo en la pocilga de un taller y doy cuen­ta de mis penas a Dios en el san­tuario de la Catedral". Así se ex­presa un hombre retaco, de piel fina, blanco y semicalvo que ner­viosamente se desplaza por las afueras de la Catedral ofrecien­do estampas del santoral y otras curiosas baratijas que atraen a la gente menuda. Unos ojos ver­des destacan sobre las mejillas sonrosadas y el rostro redondo. Tal es Angelo Bruni Olivini, un italiano de 55 años de edad que domina cinco idiomas, que fue, según refiere, intérprete del dic­tador Benito Mussolini, pero que ahora es un exilado que vende baratijas y  viste una ropa sucia y harapienta.
Circunstancialmente he cono­cido a este hombre. Me lo pre­sentó otro italiano que lo cono­ce desde cuando ambos milita­ban juntos en el partido de los camisas negras. Bruni resulta ser un hombre que escribe versos e hilvana bien su pensamiento en un castellano para él todavía di­ficultoso.
En días pasados me habló de su vida y de la negativa colabo­ración de sus paisanos para lo­grar un estado de vida acorde con su profesión de maestro de idiomas. Habla francés, alemán, inglés, árabe y el castellano. Lle­va 15 años en Venezuela y apenas dos meses en Ciudad Bo­lívar.
—E1 error imperdonable de Mus­solini fue el de llevar a Italia a la guerra, contrariando el senti­miento general del pueblo.
—¿Pero acaso —se pregunta—no fueron factores determinantes de esa decisión, su afinidad de pensamiento con Hitler y la ex­periencia decepcionante que tu­vo Italia de Francia y de Ingla­terra en la Primera Guerra Mun­dial?
Refiere este personaje, que sir­vió de intérprete al Duce en al­gunas ocasiones durante los dos últimos años que precedieron a su muerte, y que se hallaba en Milán. en el Palacio del Carde­nal Ildefonso Schuster, cuando éste conversó con Mussolini y el Mariscal Graciani para ofrecerse como intermediario entre los aliados y el gobierno italiano, que los aliados habían ya inva­dido las llanuras del Po y el Ma­riscal Graciani, previendo lo peor, se quedó en el Palacio, sal­vando así la vida, mientras que Mussolini por desoír las insinua­ciones del Cardenal resultó víc­tima de fanáticos fascistas que lo engañaron haciéndole ver que en las montañas de Valtellina había fuerzas suficientes para insistir en la lucha.
—Benito Mussolini —continúa—seria preso más tarde al tratar de huir por Suiza en un convoy alemán. Señala al Comandante Bill y al Coronel Valerio —nom­bres de guerra— como los ejecu­tores, con ráfagas de ametralla­doras, del dictador italiano. Se­gún Bruni, Valerio es ahora se­nador en Italia y Bili se halla en la Argentina.
Recuerda que junto con Mus­solini fue ejecutada también Cla­retta Petacci y sus cadáveres trasladados a Milán y colgados por los pies en la Plaza Loreto.
La tumba de Mussolini, sin nombre, fecha ni cruz, fue vio­lada por fanáticos que burlaron la vigilancia de los guardias y luego de sacar el cadáver del Duce, lo escondieron durante años en un Convento de Milán, hasta cuando su hija, Condesa Ciano, hablando con el Papa Pío XII consiguió trasladar los restos al cementerio de Predappio, lugar donde nació.
Agrega que si vuelve a la Pe­nínsula se afiliará al Movimien­to Social Italiano que represen­ta las ideas mussolinianas, pero eso será, "sabe Dios cuándo!" tal vez —dice como náufrago afin­cado a una esperanza— cuando algún industrial fascista se de­cida a ayudarme, mientras tanto vivo de las baratijas.
Angelo Bruni Olivini, con su ropa sucia y su caja llena de abanicos y estampas del santo­ral, reza todos los días en la Ca­tedral, tal vez siguiendo los pasos de su único familiar viviente, una hermana monja que tiene en Italia, gracias a cuya influencia lo­gró salir al ostracismo después de la Segunda Guerra Mundial.


lunes, 12 de octubre de 2015

Barrabás DE BUSCADOR DE DIAMANTES A Vendedor de Aguardiente


"Barrabás", el minero que halló
el diamante más grande de Venezuela,
renunció a las aventuras por la tranquilidad de un mostrador

Corresponsal Américo Fernández. (Foto Compiani).

Ciudad Bolívar, 10/07/1967 (Especial.)
El costo de la vida en Icabarú y
Santa Elena de Uairén es más alto que en cualquiera otra parte de Venezuela y América. Pen­sar que un saco de cemento cues­ta 40 bolívares y un kilo de ce­bolla seis, aleja los impulsos de vivir en la región, pese a sus pla­ceres diamantíferos, a su clima suave y agradable y a lo paradisíaco de su vegetación.
Santa Elena de Uairén e Icabarú, en plena frontera con el Brasil, están situados a una al­tura aproximada de 1.200 metros sobre el nivel del mar y a dos horas de Ciudad Bolívar. Dos ho­ras de vuelo de avión, porque hasta allá no hay caminos; si acaso una que otra pica aban­donada y avasallada por la inmensidad de la selva.
Cuando quede concluida la carretera El Dorado-Santa Elena, que viene ejecutando la Ingenie­ría del Ejército, es casi seguro que bajará notablemente el costo de los productos de primer con­sumo. Por ahora el pueblo —unos 4.000 habitantes diseminados—compran arroz, azúcar, casabe, papa y papelón a tres bolívares el kilogramo, mientras la caraota, el tomate, repollo y otras ver­duras se adquieren al precio de 4 bolívares por kilo. La carne que se produce allá cuesta ocho bolívares, igual que el café. El queso cuesta el doble que en Ciu­dad Bolívar.
Uno de los tres comerciantes de la zona explicó al periodista cuan­do estuvo por allá, que el en­carecimiento de los productos de primera necesidad se debe a la falta de vías de comunicación y a la distancia. El único medio, por ahora, es el avión, que cobra cien bolívares por persona y Bs. 0,85 por cada kilogramo de carga.
El alimento menos costoso, tal vez por ser el más abundante, es la cítrica. También abunda la guayaba. El agua es de aparien­cia purísima y de sabor agrada­ble, desciende desde los altos de las rocas y es recogida por un moderno acueducto que la lleva hasta los hogares.
En nuestra gira de escasas ho­ras con el Gobernador del Es­tado, Pedro Battistini Castro, que iba a inaugurar los acueductos de Santa Elena de Uairén e Icabarú, observarnos que la tierra es ácida, como casi to­das las del resto de Guayana, pe­ro que con buena dosis de calcio y fósforo se pondría en condicio­nes de producir toda clase de fru­tos. Por eso el Padre misionero Diego de Valderrama nos insi­nuaba la necesidad de que los abonos de la Petroquímica fue­ran extendidos por la mano oficial hasta allá, a fin de producir lo que ahora cuesta traer de otras regiones del Estado.
El Padre Diego de Valderrama llegó a Santa Elena en 1945 y ha logrado fundar un hato con 1.500 reses, que produce carne para el consumo de la población y trabajo para unos cuantos indios Pemón. La misión, fundada en 1931, posee grandes instalaciones en la misma zona descubierta desde 1924 por el valenciano Lu­cas Fernández Peña, quien for­mó allí un hogar con una indígena que le ha dado siete hijos. aunque la prole en total suma 28.  Según decir del comerciante Dionisio Gamboa, Fernández Peña es un explorador interesante con quien se puede hablar largo y tendido sobre los más va­riados aspectos de la región, pe­ro que no estaba allí cuando llegamos. A pesar de sus setenta años, se hallaba en ese momento trabajando en su fundo, muy distante de su rancho construido sobre una cuesta en el pueblo y donde vive con dos hijas al­tas, de piel fina por la bondad del clima.
Santa Elena de Uairén, nos di­jo el piloto Maury, dista unos 1.100 kilómetros de Maiquetía por la vía aérea, situado sobre la Frontera con el Brasil, entre el Cerro Irutibe, hacia la Sierra Venamo y el pueblo de Icabarú fundado posteriormente, al suroeste.
Aquí en Icabarú tuvimos la oportunidad de conocer al tan renombrado "Barrabás", un magro  pero fibroso y alto negro de El Callao que fue bautizado en 1929 con el nombre de Jaime Teófilo Huckson, nombre inglés por la procedencia trinitaria de sus padres. Barrabás, cuando te­nía 25 años de edad trabajaba en sociedad con otros dos Mineros, en los placeres diamantíferos del Polanco, y la búsqueda intensa le deparó un diamante del tamaño de una pera, que pesó 155 quila­tes (5 quilates = 1 gramo) y ha sido adquirido por la suma de 670.000,00 bolívares; pero a Barrabás le tocó sólo una suma inferior a los 68.000 bolívares. La preciosa gema encontrada fue adquirida por el norteamericano Harry Winston por una suma in­significante que no llegó a la quinta parte de su valor. La 'pie­dra fue exhibida en Caracas y otras partes del mundo, causando admiración por su pureza y gran tamaño. Barrabás nos contó que aquel dinero "lo pasé por todas partes. "Nada me queda, porque nunca he sabido decir "no" a nadie".
Barrabás hace mucho tiempo que dejó de incursionar en las minas y ahora se dedica a ex­plotar un bar denominado "La Orchila". que le montó su protector el comerciante César Días Valor.  Los buscadores de dia­mantes, cuando sus mentes afie­bradas cogen vuelo por el alcohol, entonan el estribillo, bajo la mirada lánguida y la sonrisa aurífera de Barrabás: "Al diamante de Barrabás, el viento se lo llevó"

19 CONGRESANTES tuvieron los Margariteños en 1967

Ciudad Bolívar, 12/07/1967 (Especial, Américo Fernández).
A Margarita le corresponde, de acuerdo con la Ley Electoral tener en el Congreso Nacional dos diputados y dos senado­res, y tiene, sin embargo, 19 congresantes.  Es, por lo visto, el estado más aventajado y tam­bién el mejor representado en el Parlamento de la República.
Y es que los margariteños, en su constante "navegar" por los caminos de la República, aplican muy bien el concepto de déjeme pensar por usted", explicaba en una amena tertulia un gua­yanés muy chancero, al tiempo que agregaba: "Patas calientes", al fin, no paran en su casa y andan siempre enarbolando ban­deras ajenas por cualquier lugar de la República. Los margarite­ños, como buenos trabajadores, emigran hacia las zonas más ac­tivas: fundaron a Tucupita, a Maracaibo y ahora están fun• dando a Santo Tomé de Guaya­na. Hasta hace poco tiempo, ade­más de sus 19 congresantes, es­tuvieron presidiendo el Poder Legislativo de la República, do­minaron por número de delega­dos la última Convención Nacio­nal de Acción Democrática y es casi seguro que dominen la que viene para imponer a Prieto co­mo candidato y tratar de "aca­parar" también la Presidencia de la República.
—¡Estos "ñeros" llegarán a do­minar el mundo! —exclamaría después el mismo guayanés cuan­do el doctor Prieto dictaba una charla en la Cámara de Comer­cio de Ciudad Bolívar y sacó a relucir en forma anecdótica que los neoespartanos tienen 19 re­presentantes en el Congreso.

domingo, 11 de octubre de 2015

EN CIUDAD BOLÍOVAR COMPAÑERO DE FUGA DE PAPILLON

* Sarpache, otro de la quinaria, murió hace poco en Soledad y los dos Chinos regresaron y trabajan en  un Restaurant  de Georgetawn.

* Fromage que vive en Ciudad Bolívar no dio su nombre legítimo  porque es casado y tiene tres  hijos, uno de los cuales  está en el Ejército.  Espera a que Henri Cheriere cuente la verdad en su próximo libro.

-Américo Fernández-


Ciudad Bolívar, 16 de julio de 1967  (Especial).
En esta ciudad vive hace más de veinte años, un com­pañero
de fuga de Papillon, el hombre que ocupa la atención del mundo con el famoso do­cumento sobre su aventura en búsqueda constante de la libertad y la vida de los forzados en el Infierno verde.  ,- No da a conocer su legítimo nombre porque es casado y tiene tres hijos, uno de los cuales está en el Ejército. Pero durante los 13 años que estuvo en Cayena, sus compañeros de presidio lo apodaron "Froma­ge" porque era la presa fácil de las partidas de póker.
Laplanche, quien vivió y murió  en Soledad, al otro lado del Orinoco, era otro de los que formaban la quinaria junto con los dos chinos que hoy regentan un restaurante en Georgetown.
"Fromage" es un hombre blanco, de contextura fuerte, mide 1,70 de estatura, tiene los ojos verdes rayados y habla el español con ese tono gutu­ral del francés. Trabaja en la Zona del Hierro y viene fre­cuentemente a ver a su esposa, una guayanesa,  a su hija de 18 años y a un hijo varón  que estudia en el liceo. Otro se halla en el Ejército.
A este hombre que se evadió del Infierno Verde junto con el ya famoso Henri Cherriere (a) Papillón,  lo buscábamos ansiosamente desde hace poco más de dos meses cuando recogimos el “dato” en  un bar  de la ciudad. Al ser localizado fue inútil  todo intento para una entrevista.  Fromage se negaba, sobremanera porque alegaba  ser un ex presidiario rehabilitado  que no quería causarle el más leve daño a su familia.  Pero, al fin, en medio de la insistencia  y bajo la promesa de no revelar nombres  ni publicar fotografías, accedió a decir unas cuantas cosas de su aventura.

CONDENADO A MORIR
EN LA GUILLOTINA

A la edad de diecisiete años, "Fromage" fue condenado a morir en la guillotina por haber, bajo arrebato pasional, matado a un hombre.
—Ni el mejor abogado del momento, Henri Torres, pudo salvarme.  El asesinato del Presidente de Francia, Paúl Doumet puedo decir que me salvó la vida pues el Presidente entrante, Gaston Doumergue atendió una oportuna solicitud de mi abogado y me conmutó la pena.
Me hallaba en el campamento de Kourou, situado frente a las Islas San José, Royale y  del Diablo, condena­do a cadena perpetua       Era el año 1933 y con veinte años de edad. Entonces me propuse una fuga y fracasó siendo inmediatamente condenado a sufrir prisión en la tenebrosa isla del diablo donde pasé ocho años. 
Luego me dieron luz verde para el Continente y ya en Cayena me ne­gué a trabajar de cocinero  para el Comandante Martineau. En vista de mi negativa, el Co­mandante me envió a un Campamento Forestal obligándome a cortar un metro cúbico diario de madera. El jefe de este este Campamento    forestal      era de Martinica y vivía allí con su Señora, solos,  los sos en medio 300 criminales.  Nunca a nedie le importó el martiniqueño porque la
idea única y obsesionante del forzado cayenero era la fuga. Evadirse cuanto antes y en la primera ocasión.

¿CUÁNDO CONOCIÓ A PAPILLÓN?
Era yo amigo de Papillón  en la Isla del Diablo. El tuvo chance de que lo enviaran a '!Cayena antes que a mí. Lo conocía desde Francia porquesu caso hizo mucho ruido en  Paris.  No quiero hablar de esto. Cada uno lleva su cruz. Pero él estuvo 6 o 7 años in­ternado conmigo. 'Cuando lo devolvieron -de Barranquilla, nos encontramos de nuevo en este campamento forestal lla­mado Matoury. Se desempeña­ba como enfermero y vivía solo en una barraca.  En la barraca mía, en cambio, vivíamos hacinados  unos cincuenta,  en aquella época transcurría la guerra Mundial y los norteamericanos construían allí una base para aviones militares que ocupaban a unos dos mil portorriqueños.  Quedaba distante unos diez kilómetro de nuestro Campamento y hasta allá nos aventurábamos  cada noche  para traficar con aguar­diente y cigarrillos. Los divi­dendos de este negocio y las ganancias obtenidas en el jue­go de póker las acumulaba para invertirlas en una fuga. Papillon vino a verme un día y me propuso evadirnos, pero sólo los dos por temor a los soplones y a la Isla del Dia­blo. Los preparativos de fuga estaban casi listos y faltaba nada más que lo equivalente a mil bolívares. Me hice el enfermo y fui a la Capital para ver al  médico de la Penitenciaría de Cayena. Allí me encon­tré con Laplanche, un viejo amigo, que tenía la plata y deseaba fugarse.

UNA FUGA DISTINTA A LA NOVELADA POR PAPILLON
La fuga no fue desde la Isla del Diablo, ni sobre una ola llamada Lisette, tampoco na­vegando sobre una balsa hecha con sacos llenos de cocos. Fue simple y llanamente en una cu­riara que le hurtamos a un Negro amigo luego que lo em­borrachamos. Se la hurtamos porque el Negro tenía miedo y se negaba a vendérnosla. Una vez en posesión de ella, la lle­namos de piedras y la escondi­mos en el fondo de un río. La fuga a través del mar comenzó un domingo por la tarde: Pa­pillon, yo, Laplanche y dos chinos fugados de un penal es­pecial para ellos y que esta­ban viviendo en el monte. Ese día estaba prohibida la salida al mar a todos los pesqueros, debido al mal tiempo. La ban­dera roja al tope del Faro era signo de que nadie navegaría el mar para darnos caza. Pasa­mos ocho días y ocho noches achicando la curiara que ha­cía agua por todas partes. El sábado por la mañana vimos a lo lejos algo parecido a un barco y nos acercamos. Era el Faro de Georgetown, a unas veinte millas de la costa. Al llegar, sin saber dónde estába­mos, amarramos y subimos a hablar. Estaba allí un oficial de marina. Por señas le pedi­mos estopa y alquitrán para carenar la curiara y seguir. Al bajar, la lancha se había ido a pique con todo lo que había a bordo. Nos quedamos sólo con los pantalones puestos y las espaldas al aire, chamus­cadas y despellejadas por la sal y el sol. Papillon estaba más muerto que vivo, pues ha­bía salido de Cayena con un tumor superficial en el estó­mago a causa de una inyección mal aplicada. A pesar de su dolorosa infección, estuvo tur­nándose conmigo en la barra durante ocho días con sus no­ches. Los demás no sabían na­vegar a la vela.

EN GEORGETOWN
El oficial de, la marina que se hallaba en el Faro, nos envió a Georgetown y allá, antes de preguntarnos quiénes éramos, nos enviaron al Hospital. En esta ciudad para entonces ca­pital de la Guayana Inglesa, Pa­pillon y yo trabajamos juntos en Weismar, frente a las minas de Makensi. Aquí pesqué la malaria y me mudé de sitio. Papillon quedó en la ciudad con otros amigos, entre los que recuerdo a Guitou, Pierrot, Le Tou, etc. Eran unos cuantos. Lo perdí de vista por un tiem­po y luego supe que con tres amigos se fue en una curiara hasta Venezuela.

EN VENEZUELA
En julio de 1948 yo también decidí buscar nuevos rumbos y con dos amigos —Jean Vaillant y Maree Duré— me aventuré a pies por la selva. Cruzamos la Sierra Imataca en 22 días y llegamos a Tumeremo el 8 de agosto. Venezuela es un país comprensivo, amplio y genero­so. Nos tendió la mano y aquí estamos trabajando. Vaillant es mi compadre, padrino de mi hija que tiene 18 años porque aquí me casé y encontré la felicidad con una Todos me conocen y me respetan. Venezuela es mi segunda Patria y mi familia, dos varones y una hembra.
—¿Conoce usted a Joseph Cortés, el ex cayenero que le pide ayuda a Papiillon desde  Puerto La Cruz?
—Conocí a Cortés -"Fromage"— en la Isla del Diablo. Lo que dijo
En la entrevista es verdad. Estuve trece años allá y puedo decir  que los únicos que se fugaron de Royale, en lancha y tuvieron  éxito, fueron ellos, Nadie  jamás lo logró.
—¿Cómo son los detalles de la niña salvada por  Papillon?l
Nunca supe que salvó una niña.
¿La Justicia en Francia es así como la deja ver  en su libro?
Por mala que haya sido  Justicia en Francia, trece años que estuve no encontré ningún inocente.
¿Es Papillon un embustero?
—Es un hombre muy audaz  y de una gran imaginación, pero espero que en su otro libro Papillon cuente la verdad.
—¿Ha vuelto a ver a Papillon?
En 1953 vino a esta y me visitó durante diez minutos.
¿Qué hablaron?
Nada que valga la pena
 —¿Espera usted que Papillon lo ayude?
Sería para mí muy desagradable llegar a la situación de Joseph Cortés. No nada espero de Papillon. Desde  que me fugué, siempre he trabajado  do y nunca me ha faltado para dar de comer a mi familia. Quiero seguir así has muera.
"Fromage" —un gran amigo-  no aguanta más, se levanta de su silla y me despide.