miércoles, 4 de enero de 2017

50 Años del Puente Angostura sobre el Orinoco / Américo Fernández

Colocación de la Primera Piedra del Puente Angostura.  De izquierda a derecha:  José Antonio Fernández, Director de Radio Bolívar; Don Natalio Valery, Presidente de la Cámara de Comercio; Américo Fernández, Presidente de la Asamblea Legislativa; el Gobernador Rafael Sanoja Valladares y el Presidente de la República Rómulo Betancourt.

Puente Angostura sobre el Orinoco (foto Nino


         El día de los Reyes Magos fue inaugurado el Puente Angostura sobre el Orinoco, entre Playa Blanca de Soledad y Punta Chacón de Ciudad Bolívar. El primer estudio sobre la necesidad de un puente que terminara con el aislamiento de Guayana y el pintoresco aunque inconveniente sistema de barcazas o chalanas, lo ordenó en 1905 a raíz de una gira gubernamental, el Presidente de la República, Cipriano Castro.

         El magistrado y jefe de la Revolución Liberal Restauradora visitó Ciudad Bolívar tras la derrota definitiva sufrida por la Guerra Libertadora y prometió a los angostureños la construcción de ese puente previo los resultados de un estudio que encomendó a J. Cambell Acosta y que el ingeniero resumió en el siguiente telegrama fechado en la propia capital de Guayana el 2 de junio de 1905:
         “Señor General Castro: Terminado estudio Puente sobre el Orinoco. Distancia malecón de Ciudad Bolívar a Piedra del Medio, 508 metros y de ésta a Soledad 500 metros. Diferencia mayor creciente (año 1892) y agua verano, diez y seis (16) metros. Tratándose de puente fijo serían indispensables tres altas torres metálicas con inmensas bases de concreto para sostener los cables metálicos de ambos tramos, lo cual acarrearía grandes gastos. Adoptada su sabia y oportuna indicación de puente sobre balsas, lo he estudiado de acuerdo con su telegrama del once de mayo así: Partiendo del malecón de Ciudad Bolívar 80 metros de muelle de madera sobre ésta, con unos tubos rellenos de concreto, con piso movible y en el extremo llevará un sistema de ruedas dentadas para que la balsa final engrane y suba con el piso del muelle, siguiendo el movimiento de las aguas. Igual procedimiento se adoptará en Piedra del Medio con treinta metros largos y en Soledad con 80 metros, queda así reducido el sistema de balsas a 413 metros de Bolívar a Piedra del Medio y Cuatrocientos cinco metros de este punto a Soledad. Como la corriente es fuerte, las balsas además de los anclotes, irán unidas a los puntos fijos por cables metálicos. Para el paso de los barcos, se abrirá el puente. Por correo tendré el honor de enviarle el informe  ampliado y los planos correspondientes. Su verdadero amigo, J. Cambell Acosta”.

El Puente de Pérez Jiménez


         Castro no cumplió su promesa, acaso por la deuda que el país tenía contraída con veinte naciones. Tampoco su longevo sucesor Juan Vicente Gómez y no fue sino a finales de la dictadura del General Marco Pérez Jiménez cuando se volvió a plantear en debate público la necesidad del Puente, especialmente por la importancia que comenzaba a darle a la región la explotación del hierro y la instalación de una Planta Siderúrgica.
         El 12 de marzo de 1956, don Natalicio Valery Agostini, en su condición de Presidente de la Cámara de Comercio del Estado Bolívar envió a su homólogo de Anzoátegui en la ocasión de la XII Convención de Cámaras a realizarse en Margarita, del 10 al 15 de abril de ese año, el siguiente Radiograma:
         “Cámara de Comercio, Barcelona. Siendo primordial importancia construcción Puente sobre el Orinoco Ciudad Bolívar-Soledad, obra que beneficiará al país en general especialmente Estados Oriente y sur, indispensable además intensificar intercambio comercial, y de inaplazable necesidad hoy complemento grandes obras próximas realizarse, rica Caroní construirán base sólida economía nacional, Cámara Comercio hónrome presidir invita a ese organismo hermano apoyarle Ponencia presentará en tal sentido próxima Convención Cámaras habrá de reunirse Porlamar entrante mes de abril a la cual concurrirá nutrida delegación bolivarense. Atentamente, natalio Valery Agostini. Presidente”.
         A partir de entonces se intensificó una campaña a favor del Puente que materializó en un segundo estudio después del ya citado. Este estudio fue encomendado a la firma norteamericana Paúl G. Van Sigkle & Associates en función del proyectado ferrocarril que iría de Matanzas al Puerto de Guanta con wagones cargados de hierro y productos siderúrgicos para los mercados de ultramar.
         El diseño preliminar de un Puente sobre el Orinoco, incluía línea férrea sencilla, dos vías automotor, dos aceras y tramo de luz sobre el canal actual de navegación. Sus bases principales se ubicaban en las laderas de Soledad y Ciudad Bolívar haciendo tierra en una porción de la Piedra del Medio.
        

El Puente de la Demag


         La caída de Pérez Jiménez no detuvo la campaña sobre el puente a nivel institucional, sino por contrario, se reforzó al calor del fervor político del momento.
         La primera manifestación de masas en pro del Puente tuvo lugar en la Plaza Bolívar alimentada por los partidos políticos que participaban en la contienda electoral y respaldaban unitariamente al Gobierno de facto que abría cauce hacia la implantación de un régimen de derecho.
         El entonces Gobernador Horacio Cabrera Sifontes aprovechó la coyuntura y se propuso con la participación de los Concejos Municipales de Soledad y Ciudad Bolívar acometer la obra con los propios medios y recursos  regionales, llegando para ello en principio a contar con el respaldo de la Junta Militar de Gobierno presidida por el Vicealmirante Wolfgan Larrazabal.
         La empresa DEMAG A G realizó entonces por cuenta del Gobierno de Bolívar un proyecto de obras civiles del Puente siguiendo la línea de la isla El Degredo, para ser construido, financiado y administrado por el sector privado, pero lo que parecía una realidad a corto plazo comenzó a desmoronarse por efecto de las presiones e intereses a los más altos niveles. En ese punto se produjo el cambio de gobierno y le tocó a Rómulo Betancourt como Presidente constitucional, iniciar la obra conforme a un proyecto distinto al del de la Demag.
        

El Puente de la Democracia


         El proyecto de la Demag fue desechado por el Gobierno constitucional, en virtud de que la menor distancia y mejores terrenos de sustentación se hallaban cinco kilómetros aguas arriba.
         El Ministro de Obras Públicas Leopoldo Sucre Figarella llamó a licitación y concurrieron 19 firmas contratistas, de las cuales tres ofrecieron las cotizaciones solicitadas, la United Steel Intenational, el Consorcio alemán Demag-Krupp y la empresa Precomprimido C. A.
         La Comisión de Licitación se pronunció porque el Ejecutivo otorgara la buena pro a la Demag, pero el Ministro declaró desierta la licitación y convino más tarde en que fuese el Consorcio Precomprimido y América, el que construyera el Puente por razones de financiamiento y por su compromiso de adquirir en el país 20 mil toneladas de acero correspondiente al peso de la estructura del Puente. Tal procedimiento fue criticado por la Comisión de Finanzas de la Cámara de diputados en la oportunidad de pedirse se aprobara el proyecto de reforma parcial de la Ley que autorizaba al Ejecutivo Nacional para contratar en el extranjero un empréstito por 84 millones de bolívares destinados a cubrir en parte al financiamiento del Puente sobre el Orinoco.

El Puente Angostura


         El Ministerio de Obras Públicas, responsabilizado con la fase del transporte del Plan de la Nación 1963-66, firmó el contrato del Puente en febrero de 1963 con el Consorcio Puente Orinoco (Precomprimido C.A. & Constructora América S.A.) El contrato para el suministro y construcción de la superestructura colgante fue otorgado a United States Steel International, Ltd. Ese mismo año, último de su gobierno, el Presidente Rómulo Betancourt, en ceremonia especial, colocó la primera piedra, acompañado del Gobernador del Estado, Ingeniero Rafael Sanoja Valladares y Presidente de la Asamblea Legislativa, Américo Fernández.
         La construcción de la obra tardó cuatro años y fue inaugurada el 6 de enero de 1967 por el Presidente de la República Raúl Leoni. Para entonces, el ingeniero Leopoldo Sucre Figarella continuaba siendo Ministro de Obras Públicas.
         El Puente Angostura sobre el Orinoco, ubicado entre Ciudad Bolívar y Soledad, a cinco kilómetros aguas arriba, es un puente carretero de tipo mixto con la parte central colgante y tramos laterales en concreto pretensado.
         Su longitud total, incluyendo los tramos de acceso, es de 1.678,5 metros y de 1.272 metros la longitud el tramo central que cuelga de dos torres de acero de 119,2 metros de alto. Se construyó a un costo de Bs. 177.512.000,oo y para entonces se situaba como el noveno del mundo y el primero de su tipo en Latinoamérica.
         Con una altura de 40 metros sobre el promedio de aguas máximas en su parte central, pasó a ser el primer enlace entre las regiones pobladas del Norte de Venezuela y la región en desarrollo de Guayana.  Hasta entonces solo una línea de ferrys permitía cruzar el río entre Soledad y Ciudad Bolívar. Enlazada definitivamente el Norte con el Sur, el Puente Angostura calificó como la obra de vialidad más ambiciosa del Gobierno de Leoni y su impacto socio-económico fue decisivo en el desarrollo de Guayana donde continúa creciendo el complejo industrial del hierro,  acero y  aluminio.
        

Acto inaugural


         El 6 de enero de 1967 Ciudad Bolívar lució sus mejores galas para recibir como regalo de Reyes el Puente Angostura que le entregaba el Presidente de la República y ciudadano hijo de esta tierra, Dr. Raúl Leoni.
         El Presidente de la República cortó la cinta simbólica sostenida por lindas guayanesas engalanadas con trajes típicos de la región. Lo hizo utilizando unas tijeras de oro cochano, confeccionadas por un orfebre de El Callao.
         El Presidente Leoni, visiblemente emocionado, tan pronto cortó la cinta, comenzó a caminar el Puente y luego abordó un coche descapotado que lentamente continuó rodando la plataforma del Puente. Iba de pie, acompañado de su esposa Carmen América Fernández y del Ministro Leopoldo Sucre Figarella. Lo seguían su comitiva, 20 soldados de caballería y una multitud que llegó a estimarse en cincuenta mil personas.
         Una vez llegado al lado Norte, en tierra soledadense, el Presidente, comitiva e invitados, subieron a una tribuna y desde allí presenciaron el desfile militar, terrestre, aéreo, naval, de carrozas, carros antiguos y otros cinco mil vehículos cuyos ocupantes seguramente deben gratificarse como los primeros que cruzaron el Puente Angostura sobre el Orinoco, en inolvidable Día de Reyes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario