martes, 25 de agosto de 2015

La muerte de Lesbia Biaggi

ES UN PARANOICO EL HÚNGARO
QUE DICE TENER INDICIOS
Sobre la Muerte de Lesbia Biaggi

La PTJ en Bolívar considera cerrado el caso

Ciudad Bolívar, 15 de sep. De 1966 (Especial)
Elvin Andor Gombos Seres, el geólogo húngaro que dice saber de prendas e indicios relaciona­dos con la muerte de Lesbia Bia­ggi Tapia, hermana del sindicado del crimen, el cura Biaggi, no se­rá investigado por la Policía Téc­nica Judicial porque el crimen de Vista Hermosa es un caso dado por cerrado y que ahora está en manos de tribunales que actúan fuera de esta jurisdicción. Ade­más es a estos últimos a los cua­les corresponde ordenar nuevas averiguaciones.
Es esto lo que este correspon­sal logró saber ayer en fuentes policiales.
Sin embargo, vimos a Ervin Gombos, declarando en una sala de la Delegación del Cuerpo Téc­nico de la Policía Judicial. La PTJ informó que Gombos acudió por voluntad propia a denunciar un acto de agresión, pero no ex­plicó más detalles alegando el consabido "secreto sumarial". Pe­ro se presume que, el húngaro .fue agredido por su antigua ex cu­ñada, persona ésta a quien ha ve­nido acusando reiteradamente an­te la Justicia como responsable de su divorcio ocurrido en San Felipe hace catorce años 'y de haber "destruido intencionalmente la memoria de su esposa” para someterla a ella a una especie de secuestro. 
La ex cónyuge de Gombos vive con su hermana y una hija en un edificio de Vista Hermosa. Ayer fue visitada por este corres­ponsal, pero nada quiere con pe­riodistas ni tampoco saber de su ex marido. Sin embargo insinuó que es víctima de los desequili­brios de Ervin Gombos.
Efectivamente, Gombos es para­noico. Este
periodista logró ave­riguar en el Tribunal de Instruc­ción de esta ciudad, que existen copias de expedientes donde el geólogo Ervin Gombos acusa del "delito de secuestro" a su cuña­da Margarita Negy, pero el clic-, tamen del Juez en el expediente dice textualmente así: "De las pesquisas domiciliarias efectuadas por la PTJ, así como lo averi­guado por este Tribunal, se ob­serva en conclusión que son fal­sos los hechos denunciados. La de­nuncia se debe a su estado anor­mal, ya que él (Ervin Gombos) presentó cuadro clínico denomi­nado paranoia, que consiste en trastornos de pensamiento con ideas delirantes sobre temas de persecución y confabulación con­tra sus intereses, este tipo de en­fermedad es de evolución cróni­ca y de mal pronóstico aunque no altera la personalidad ni la inteligencia, al creerse repudiado por la justicia, puede pasar de las amenazas legales a la agresión física".
Ervin Gombos se disgustó ayer cuando nuestro fotógrafo lo iden­tificó y le tomó una gráfica. Es un hombre de contextura fuerte, unos 50 años y aparentemente nor­mal, educado e inteligente.
El geólogo húngaro, después del inconveniente con el fotógrafo atendió formalmente al periodis­ta que le interrogó sobre el "ca­so Biaggi". Respondió que tiene prendas y -Sabe de sucesos previos a la muerte violenta de la hermana del sacerdote Biaggi. Agregó que ha preparado un trabajo técnico de más de doscientas páginas sobre el caso.
Mostró al periodista un carnet de la Asociación de Detectives de Venezuela y dijo que tiene más, de 17 años en Venezuela. Gombos fue investigador de crímenes de guerra en su país de origen, pero según la justicia y los psiquiatras, sufre de trastornos y no debe dársele Mucho crédito a lo que dice'


1 comentario:

  1. Excelente! pero quede picao! que más sigue? donde están esas 200 páginas? es un caso fascinante ocurrido en nuestra Ciudad, sería excelente que coloquen más artículos sobre eso!

    ResponderEliminar