domingo, 30 de agosto de 2015

Desbordamiento del Caño Mánamo

El dirigente agrario Braulio González declara al corresponsal de El Nacional Américo Fernández

LAS PERDIDAS POR EL DESBORDAMIENTO
Del  Mánamo Sobrepasan los 16 Millones
• 40 Caseríos poblados por 2.573 familias quedaron totalmente arrasados por el desplazamiento de las aguas
n La Federación Campesina de Venezuela exigió de la CVG indemnización para los damnificados

Ciudad Bolívar, 14 de Octubre de 1966 (Especial).
Las pérdidas causadas por el desbordamiento del Caño Mána­mo en Delta Amacuro, son cuan­tiosas y según se desprende de datos suministrados hoy por un funcionario del Comité Ejecuti­vo de la Federación Campesina de Venezuela, estas sobrepasan los 16 millones de bolívares.
Una Comisión integrada por el doctor Julio Trujillo Arroyo, en representación de la CVG; Brau­lio González, Secretario Agrario de la FCV; Rubén Díaz Moreno, por el IAN; doctor Díaz Rivero, Gerente del BAP en Maturín; doctor Cleto Salaurdi, del MAC y Cleto Trillo Peñalver, en represen­tación de los Sindicatos agrarios de Tucupita, se trasladó a la zona afectada y durante varios días preparó un informe pormeno­rizado sobre la situación de 2.573 familias campesinas perjudicadas por el desplazamiento de las aguas represadas del Caño Mánamo ha­cia sus viviendas y áreas de cul­tivos.
El señor Braulio González, Se­cretario Agrario Nacional de la FCV, estuvo de paso por esta ciudad a su regreso de Tucupita y declaró a los periodistas sobre los grandes estragos causados por el desbordamiento de uno de los brazos más importantes del Del­ta del Orinoco.
"El tiempo conspiró contra los planes de la CVG" es el criterio muy personal del Secretario Agra­rio. Al no poder este organismo construir totalmente, antes del in­vierno, el muro de contención que permitirá incorporar a la produc­ción agropecuaria 370 mil hec­táreas del Delta, las aguas rebasa­ron el límite del Caño por la parte no amurada e inundaron 40 caseríos diseminados y unas 900 zonas de cultivos. Los cultivos perecederos se es­timan groso modo, en 3.500.000.00 bolívares y comprenden, según la clasificación hecha por la co­misión, siembras de maíz, yuca, plátanos, °cuino, naranja, agua­cate, arroz, auyama, melón, pati­lla, caña de azúcar, piña, ñame, frijol, mapuey, lechoza, café, bata­ta, coco, tabaco, cacao, pangola, ajonjoli y otros.
El señor González informó que no hay cifras oficiales con rela­ción a las viviendas y pertenen­cias, otras afectadas por la inun­dación, pero que es evidente que son 2.573 familias las que prác­ticamente han perdido sus vi­viendas, que de retribuírsela, co­mo es natural, mediante la reubi­cación en otro lugar, habría que desembolsar no menos de 13 mi­llones de bolívares. Esto hace su­poner que las pérdidas materiales en total sobrepasan los 16 millo­nes de bolívares.
--La Federación Campesina Ve­nezolana —dijo— ya ha hecho gestiones ante el Directorio de la CVG para que los damnificados sean indemnizados. La CVG está dispuesta a -un arreglo para no dejar en la indigencia a estos campesinos, agregó.
Actualmente este número de familias damnificadas, que com­prende también unos 800 indios, se ha desplazado por propio me­dio y con ayuda del Estado y otros organismos, hacia las par­tes altas del Delta, pero según dijo el agrarista González no podr´n las familias regresar a sus antiguos predio sino que tendrán que ser reubicados , posiblemente en esas 370 mil hectáreas dispuestas por la CVG.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada