martes, 6 de octubre de 2015

El Peñalver, decano de los liceos de Suroriente


Ciudad, Bolívar, 14/04/67(Especial).
El sábado pasado numerosos estudiantes, los varones vestidos de kaki y  y las hembras con uniformes azul-blanco, desfilaban por calles de esta ciudad precedidos  por bellas amazonas y y la banda del Cuartel Urdaneta. Eran estudiantes del Liceo Peñalver que se dirigían a la Plaza Bolívar, para rendir homenaje con discursos y flores al Libertador antes de los variados actos preparados por ellos con motivo de los treinta años de fundado el Liceo.
Algo simbólico, enternecedor y emocionante en el acto de ofrenda fue la contemplación de la histórica casona donde se inició liceo Peñalver, al lado de la Plaza Bolívar. Ninguno de los estudiantes sumidos en la contemplación habían pasado por el recinto y cuántos, sin embargo desearon en el momento  haber saboreado aquel augusto ambiente de historia y de saber. En esa amplia casa de estructura colonial erigida entre los años de 1764-1776 por Moreno de Mendoza y Manuel Centurión y que en  principio
tuvo tejas y vivieron patriotas como  Bolívar y mucho, notables.  En ella se imprimió el Correo del Orinoco y sirvió de asiento al segundo Congreso Constituyente de Venezuela o Congreso de Angostura que echó las bases de nuestra nacionalidad.
Esta casa que una vez se la disputó al Gobierno la Iglesia Católica porque quería cobrarse los conventos de Barcelona, Carapo y Cupapuy que habían sido utilizados por el Libertador para cuartel y otros fines, sirvió también para forjar a Guayana una cultura.
Esta casona, tan larga como la cuadra y de recios ventanales, donde ahora indebidamente llevan a los criminales a recibir sentencia y donde en uno de sus salones se reúne periódicamente la Asamblea Legislativa para discutir cuestiones del Estado, nació el Liceo Peñalver.
El Liceo Peñalver vino a cerrar en este establecimiento una época educacional que comenzó con la instalación  del Colegio Nacional
de la  Provincia de Guayana en 1840. Cabe decir que mucho antes, en1824, Francisco de Paula Santander, Vicepresidente Encargado de la Gran Colombia, decretó para la Provincia de Guayana, un Colegio en Angostura; pero esto no se cumplió. Tampoco pudo cumplirse aquel mandato del Libertador en 1826 de establecer Colegios Nacionales en las capitales de Provincia. Cuando ocho años después el doctor Andrés Narvarte, Vicepresidente de la República de Venezuela, ordena poner en vigencia el Colegio antes decretado, se encuentra con el inconveniente del edificio que habitaba y se negaba entregar. Monseñor Talavera y Garcés. Esta disputa duró seis años y el Colegio se instaló el 24 de junio de 1840, según acta firmada por el Dr. Gabriel Antonio Sarmiento, quien inició las actividades con estudios primarios e idiomas hasta el año 1848 en que se abrieron los primeros cursos de bachillerato. 
119 Años de bachillerato
El bachillerato en Guayana, pues, tiene una edad de 119 años ya que fue en 1848 cuando se abrieron los primeros cursos dando su primer fruto académico el 15 de agosto de 1850 con el grado de filosofía y letras otorgado al joven Francisco Díaz.

En 1880, durante el gobierno de Guzmán Blanco, el colegio fue elevado a colegio Federal de primera categoría del Estado Bolívar y en febrero de 1904 el Congreso centralizó la educación superior quedando clausuradas las Universidades de Carabobo, Zulia y Bolívar, permaneciendo sólo en Caracas y los Andes. En esa fecha el Colegio Federal de Guayana quedó reducido al Colegio Federal de Varones transformado en 1937 o sea treinta años atrás, en lo que es hoy el Liceo Peñalver.

El Liceo PEÑALVER
El Liceo Peñalver, heredero legítimo del Colegio Federal de Varones que modeló conciencias y forjó hombres que le dieron  lustre a Venezuela, existe, pues  desde hace treinta años y nació uncido a los monumentos históricos de esta ciudad. El 15 de abril de 1937 cuando el General Eleazar López Contreras decretó su existencia, aun no había en la ciudad edificio más funcional apropiado que la antigua casona donde se reunió el' Congreso Angostura. 15 años después comenzó a funcionar en edificio propio construido en la misma  zona donde se levanta la casa de San Isidro que sirvió de morada al Libertador durante los agitados año de 1818 y 1819.
En el sitio denominado "Las Tinas", por donde todavía corre silenciosa el agua de un manantial, se levanta el moderno edificio casi rodeado  de árboles añejos y con un platanal fresco y de agradable vista.  El Liceo honra el nombre de Fernando Peñalver, estadista y jurisconsulto quien ejerció gran influencia sobre Bolívar y quien formó parte de la comisión que preparó el proyecto para la elección de los diputados al Congreso de Angostura. Su primer director y profesores fueron Carlos Emiliano Salón, doctor José Manuel Agosto Méndez, doctor Ricardo Archila, doctor Juan A. Montes Ávila, doctor Luis Maradei, doctor José Miguel Gómez Rangel, doctor Alida Gambús, doctor Fermín Bello Dalla Costa, doctor Vicente Maniglia y Br. Ernesto Sifontes, Padre Rafael Villasmil, Br. Brígido Natera Ricci, Br. Ramón Antonio Pérez, Br. Felipe Hernández, Br. Guillermo Tell Villalobos, Posteriormente  fue dirigido, entre otros, por el Dr. Oscar Luis  Perfetti, Dr. Adán Blanco Ledezma, Dr. Mario Briceño Perozo, Dr. Delfín Perozo D'Lima, Br. Ramón Antonio Pérez, Prof. Alberto Heredia, Prof. Gómez Quijada, Prof. Marcos Peña Bouchard, Prof. Elías Pérez Benitez y actualmente lo dirige el profesor José Abatti.

EL PEÑALVER,
DECANO DEL SUR
Y ORIENTE DEL PAIS
El actual director del Peñalver, José Abatti. especializado en biología, es un profesor joven que también estudió en esta Institución, a la que sirve con el mayor entusiasmo y dedicación. Hemos visitado el Liceo atendiendo una invitación cordial y visto que el edificio está siendo refaccionado después de 15 años de construido. La obra de refacción fue ordenada por el MOP cuyo titular,
 Ing. Leopoldo Sucre Figarella, también pasó por sus aulas.  De manera que el Ministro de Obras Públicas, el de Educación JM Siso Martínez y otras personalidades ligadas a la institución han sido invitadas para el trigésimo aniversario que se cumple el 15 de abril.
Reina gran entusiasmo y hemos visto un programa amplio con la participación del liceo Andrés Eloy blanco de caracas, la coral Creole, el Instituto Pedagógico e incluso una conferencia sobre la toruga Arrau del Orinoco que dictará el doctor Alonso Gamero, decano de la Facultad de Ciencias de la UCV.
Según el profesor Abatti, el Peñalver no graduó promociones de cinco años de estudios hasta 1956 cuando fuera creado quinto año de bachillerato ya que hasta 1.942 el bachillerato sólo duraba tres años.  Hasta ahora ha habido del 42 al 56 unas 14 promociones y del 56 al 67, 11 promociones.
Hemos preguntado al actual Di­rector sobre la actividad cultural del Liceo en términos ,generales y ha 'respondido:
—La actividad cultural del Li­ceo como decano de los institutos de educación media del Oriente y Sur de Venezuela es amplia y ha sido conocida por quienes a través de sus 30 años han estado vinculados a él, ya desde el punto de vista profesional como estudiantil. El Liceo ha sido de­terminante de grandes factores de tipo cultural. Su gran labor ha sido la de conceder a través del esfuerzo intelectivo de sus docen­tes la instrucción y educación ne­cesarias para el avance cultural y científico.
—¿Cómo ha reaccionado el alumnado a la luz del aconte­cer político?
—Nuestros alumnos, son recep­tivos a todo cambio de tipo social y cultural y como lo social y lo cultural' están involucrados por el factor político, éste nunca ha de­jado de ser contemplado por las diferentes ideas y los puntos de vista que pueden sostener cada criterio. Como estudiantes, al fin sensibles a esos cambios anotados, siempre han dejado sentir su voz en determinadas circunstancias.
Dijimos al profesor Abatti que el Dr. Carlos Leáñez, Director del Instituto de Estudios Políticos de la UCV, acaba de afirmar que el bachiller venezolano de hoy es menos culto que el de hace unos decenios y él expresa su asenti­miento diciendo que "es razo­nable que se piense de esa ma­nera, pero expone causas "lógi­cas" como el '`des nivel de la edad escolar". Un joven se incorpo­raba hace 20 o 30 años, con un gran grado de madurez física y psíquica. La edad oscilaba entre los 15 y 20 años a diferencia de los estudiantes de hoy que se in­corporan a un instituto de esta naturaleza con una edad escolar que pone en  duda su madurez. Son verdaderos párvulos cuya ca­pacidad de aprehensión es limi­tada. De allí que no podamos es­tablecer parangones entre un edu­cando de hace 3 decenios con un joven de hoy cuya edad oscila en­tre los diez y once años. Otra cau­sa —dijo— es la cantidad de in­dividuos que se incorporan al ba­chillerato, El bachillerato de ayer sólo le estaba permitido a los pri­vilegiados que constituían un gru­po limitado; el de hoy debido al derrumbe de esas barreras, es amplio y general y es evidente-que  a grupos reducidos es más fácil de enseñar en virtud de que se pue­de dedicar más atención a las in­dividualidades.

NECESIDADES Y LABOR SOCIAL DEL PEÑALVER
El Liceo Peñalver casi no resis­te su capacidad física.. El edificio fue construido hace 15 años con 12 aulas, a pesar de que actual­mente se alojan en ellas 18 sec­ciones; sin embargo, esto no es óbice para que el trabajo se rea­lice cabalmente. Pero queda en evidencia la necesidad --así lo manifiestan los profesores-- de que el Liceo sea elevado de ca­tegoría. Demandada la reparación y reposición inmediata de algu­nas estructuras propias del edifi­cio y requiere un aumento de per­sonal técnicamente preparado pa­ra hacer frente a' sus necesidades.
Ya es tradicional en esta co­munidad estudiantil recoge ali­mentos para repartirlos entre' los menesterosos. Ahora han recogi­do una tonelada de alimentos do­nados por los propios alumnos con ese fin. Actualmente los estudian­tes se preparan para tomar el mes de mayo por la punta y realizar un trabajo de reforestación de áreas desoladas, labor en la que ha prometido colabo­rar el Ministerio de Agricultura y Cría y la cual se repite con re­ligiosidad todos los años.



ARELIS 1, REINA DE LOS 30 AÑOS
DEL "LICEO
Ciudad Bolívar, 14 (Especial).
Arelis Primera, Reina de los 30 años del Liceo "Peñalver", fue coronada el miércoles por el Di­rector de la institución, José Antonio Abatti, ante un público numeroso congregado en el au­ditorio. Estaban presentes el De­cano de la -Facultad de Ciencias de la UCV, Dr. Alonso Camero, la cantante internacional, Fedora Alemán, y el personal docente del Liceo "Andrés Eloy Blanco", de Caracas.
Arelis, nombre de "viento y es­puma", a decir del profesor José Simón Escalona, es una estudian­te de Ciencias de apellido Salva­tori, que fue elevada al trono por compañeros de estudios para que engalanara con su belleza estos actos conmemorativos del trigésimo aniversario del Liceo más querido de Ciudad Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada